Kaplan Auckland: la alegría de estudiar

Auckland puede ser una de las ciudades más cosmopolitas del mundo. Alrededor de 500.000 personas llegan anualmente a esta ciudad para ser parte de los dos millones de habitantes que tiene la capital cultural y económica  de New Zealand.

A Auckland llegué por primera vez en diciembre para hacer de ella mi casa en la primera semana en la que estuve en New Zealand; durante esa semana recorrí su calle principal Queenst y disfruté de comida de todas partes del mundo haciendo un recorrido gastronómico que involucró platos chinos, japoneses, coreanos, peruanos, mexicanos, ingleses, tailandeses y españoles.

Hay que recorrer las calles de Auckland (como las de cualquier destino que se visite) a pie. Gastar las suelas de los zapatos en los pisos de esos lugares que nos dan la oportunidad de vivirlos y que nos permiten entender otras realidades del mundo. Hay que recorrer las calles de Auckland caminando sí, las de su centro principalmente. Pero si la idea es en realidad aventurarse a conocer la ciudad de 1086 km²,  hay que tomar alguno de los buses de su excelente sistema de trasporte público y darse una pasadita por alguno de los suburbios de la ciudad, donde se pueden encontrar las calles tradicionales de una ciudad moderna que se conjuga con el diseño inglés que los Kiwis se niegan a dejar a atrás.

Vista desde la Sky Tower

Vista desde la Sky Tower

Casas que no acostumbro a ver en Medellín – Colombia, mi ciudad natal, se encuentran en cualquier barrio tradicional de Auckland, casas de más de 120 mt que incluyen las habitaciones, salas de estar bien dotadas que confirman la cultura hogareña de este país, el garaje, el patio para los BBQ y por supuesto el jardín. Casas diseñadas para estar, habitar y vivir.  New Zealand se da el lujo de tener espacio, lo sabe usar y se apropia de él para hacer lo importante: vivir. No por nada está en el ranking de los países con mejores estándares de calidad de vida en el mundo.

 Y empiezo hablando de caminos, comida y hogar porque estas tres palabras pueden definir perfectamente mi paso por Auckland durante mi última semana de viaje por New Zealand. Durante los primeros días de febrero esta ciudad me recibió de nuevo para ofrecerme otra semana de estudio en Kaplan, una escuela  que sin mayores pretensiones se convirtió en la preferida durante mi recorrido por algunas de las escuelas de English New Zealand.

Kaplan Auckland

Kaplan es una escuela internacional que se encuentra en  más de ocho países ofreciendo el aprendizaje del idioma inglés. Años atrás su sede estaba ubicada en Critschurtch la principal ciudad de la isla del sur en New Zealand, pero actualmente, después de los terremotos que sufrió esa ciudad, su sede se trasladó a al centro de un tradicional barrio ubicado en el centro de Auckland, rodeado de parques, casas familiares, una agradable zona comercial  y el museo de Auckland, ¿así o mejor ubicado?.

Kaplan Auckland son dos edificios al estilo antiguo, salones de clase con capacidad para 15 personas y dotados con buena tecnología para dictar las clases, una cocina, un grupo de staff compuesto por más de 16 personas, un cronograma de actividades semanales para los estudiantes y un excelente software de estudio disponible para ser usado por cada uno de sus estudiantes en cualquier momento del día.Galerias Momentos que se cruzan

Kaplan Auckland es todo eso y es también la mejor oportunidad para aprender inglés. Más importante que todas las capacidades físicas con las que cuenta, Kaplan  Auckland  es una escuela que te entiende, te ayuda y se compromete con tu proceso y eso para mí fue lo más importante porque a veces es posible encontrarse con escuelas tan absorbidas por el trajín diario de los procesos administrativos que se olvidan su fin.  Fue un cierre, como se dice, con broche de oro. Una semana para cerrar mi proceso de estudio y evaluarlo.

Kaplan Auckland

Las clases en Kaplan fueron amenas, preparadas, didácticas y los profesores están preparados para atender las preguntas, ideas y comentarios de los estudiantes. El material de estudio fue el mejor que encontré, libros con teoría y ejercicios prácticos, un software adaptado al nivel de cada estudiante y una sala de estudio dotada con material preciso para que después de clase no haya excusa para no avanzar con las lecciones. Todos los procesos de la escuela fueron fáciles de realizar, tienen a un profesional para ellos y son claramente explicados para que entiendas su naturaleza.

Y como además entienden que el proceso académico va de la mano con el cultural, cada día de la semana hay una programación especial, una actividad diferente, a veces con algún costo y otras veces gratis, para  compartir con tus amigos y compañeros.

Kaplan Auckland

Picnic en Pia beach

Kaplan Auckland  Nota al pie: En realidad recomendaría esta escuela como la mejor durante mi recorrido por escuelas de New Zelaand. Kaplan es un espacio agradable para lograr cumplir ese meta de aprender inglés. Son organizados, honestos y las clases están bien preparadas. Más información aquí: Kaplan Auckland 

Deja aqui tu comentario