Los ritmos y risas de la Stupendous Girl

Se llama Elisa pero ninguno de sus apellidos la acompaña.

Los dejo en Mallorca, la isla más grande de España, hace seis meses, el 12 de diciembre de 2015, cuando tomó un vuelo con dirección a Auckland en Nueva Zelanda para continuar con su vida desde la tierra de kiwis y maoríes que será su hogar por un año, inicialmente.

A Elisa lo que más le gusta hacer es conocer y compartir sus emociones con otros. Ella cree fielmente en la hermandad de las personas del mundo y aprovecha el don del carisma y el talento de artista para mostrar en sus videos y en su blog cada aventura que la aguarda.

No hay expresión en su rostro que niegue que es una mujer alegre, creativa y curiosa. Muestra todos sus dientes para ofrecer una sonrisa, abre muy grande los ojos para demostrar una expresión y tuerce la boca y alza las manos para manifestar una sensación de confusión que le generan las cosas que no comprende o las palabras en otro idioma a las que no alcanza a darle sentido.

Como no tiene apellidos y Elisa no le alcanzaba para demostrar quién es, decidió acompañar sus días de un nombre que la identifica y con el que se siente totalmente segura y poderosa: Stupendous Girl. Escogió este nombre porque necesitaba reafirmar quién es, qué le gusta y qué la hace. Stupendous Girl la enmarca en el mundo que le gusta habitar, el de la curiosidad y las artes.

Entrevista a Stupensous Girls, Me voy hasta luego

Elisa en el lago Wakatipu en Queenstown, en Nueva Zelanda.

Ella no es un superhéroe, ni siquiera alcanza a ser un personaje reconocido en algún ámbito, pero entrando a los 30 y sabiéndose independiente y libre, estando en un país fascinante y salvaje que le encanta, es la protagonista de una vida de ensueño que siempre quiso vivir y que ahora es todo lo que tiene y todo lo que es.

A esta española que dejo su vida en el viejo continente para aventurarse a vivir en el llamado “culo del mundo”, le encanta bailar claqué. Un estilo de baile originario de Estados Unidos que consiste en mover de manera rítmica los pies, mientras se realiza un zapateo constante acompañado de las palmas de las manos.

Entrevista a Stupensous Girls, Me voy hasta luego

Elisa y sus zapatos especiales para bailar Claqué

El claqué es una fusión de danzas suecas e irlandesas con base en Estocolmo que permitió a Stupendous Girl llegar hasta esta ciudad para dar una demostración de su talento y confirmar por qué le gusta el ritmo y el movimiento; y por qué a pesar de estar a 19.000 km de distancia de su pueblo natal, no abandonas sus “tap shoes”, los zapatos rojos que la acompañan, a donde sea que esté para hacer sonar las puntas metálicas al son de las experiencias que le va permitiendo vivir cada lugar al que llega.

Ella tiene un blog que no actualiza constantemente, un par de redes sociales que se pueden quedar semanas enteras sin contenido. No guarda afán con el tema y no es su prioridad alcanzar una audiencia significativa que luego le exija una responsabilidad inagotable de dar y dar información al respecto de sus pasos. Sin embargo, está contundentemente marcada por los estudios en arte dramática y educación social, pues en sus videos de YouTube siempre de forma muy espontánea y buscando aportar a quien la ve, expone sus ocurrencias.

En uno de sus videos, el que supera las 8000 vistas, se encarga de contar sus sensaciones días antes de dejar España y a sido por medio de ese video que ha logrado llegar a muchas personas para ayudarlas a responder dudas con respecto al vieja Nueva Zelanda y ha inspirado a algunos que actualmente encuentran, en la vida de otros y en internet, el empujón que le hace falta para tomar la decisión de tomar un cambio en su vida en el que el viaje es el eje principal.

Improvisará lo que pase en adelante tanto con sus proyectos digitales como con sus zapatos rojos de claqué. No se sabe, por ahora, qué sigue para ella, pero como así es la vida misma, indescriptible misteriosa, Stupendous Girl no teme a lo que pueda pasar en su nuevo hogar.

Su plan en Nueva Zelanda es trabajar, ya que llegó al país con una working holiday, un visado que permite visitar el país por un año con permiso legal de trabajo, – no todos los países tienen la opción de este visado, Colombia es uno de esos-, ahorrar, perfeccionar el idioma inglés, y seguir viajando tanto en las dos islas de su nuevo país, como afuera de él, pues está ubicada en un lugar estratégico del mundo para encontrar vuelos económicos, entre 70 y 200 en promociones, hacía el suroeste asiático y Australia; así podría volver a Indonesia donde en el 2014, mientras compartía con una familia nativa de ese país, fue consiente que no tenía nada que la atara a un lugar especifico del mundo y que el amor, el respeto y la hermandad le permitían despojarse de cargar creadas por necesidades innecesarias y le daban valor para tomar la decisión de regalarle el alma otra experiencia de vida y contarla después en su blog: Me voy, hasta luego.

Entrevista a Stupensous Girls, Me voy hasta luego

Entrevista a Stupensous Girls, Me voy hasta luego

 

Deja aqui tu comentario