Mente Abierta, trabajo colaborativo en comunicaciones

Hace algo más de un año me invitaron a ser parte de un proyecto compartido por dos periodistas de la Universidad de Antioquia, un proyecto de trabajo colaborativo con base en la educomunicación: Mente abierta.

Alejandra y Manuela llevaban trabajando casi dos años en su sueño y tras ganar un premio al emprendimiento, Capital Semilla, haber invertido tiempo, ingresos, voluntad y amor a la realización de los primeros proyectos, me incorporé al equipo con la idea de apoyar los procesos de comunicación, potenciar la oferta que Mente Abierta ofrece y aprender mucho, quizás lo que no se aprende en la academia, sobre los procesos altruistas en la ciudad. Sobre todo a aprender, a eso llegué a MAC (Mente Abierta Comunicaciones) como empecé a llamar a este camino, que cada día me enfrenta a nuevos desafíos, me abre las posibilidades de reflexionar y me ha ensañado, como nada, que la paciencia, la calma y el fundamento, son la mejor forma de llevar el paso por los caminos desconocidos que nos atrevemos a andar.

No somos una empresa formal que se dedica a vender, ofrecer servicios o cobrar por soluciones a necesidades. No, aún no. Somos una empresa en crecimiento que decidió tener varios años de exploración, planeación y ensayos, antes de lanzarse al mundo comercial. Nos perdonarán los gurú de la innovación y las grandes marcas, pero así disfrutamos, aprendemos y consolidamos lo que somos. Así avanzamos y nos sentimos satisfechas, así desciframos cómo hacerlo a nuestra manera sin estrés, sin delirios gerenciales movidos por la ganancia monetaria y con una convicción única por las pasiones que nos mueven.

Consolidar la unión de tres formas de pensar, tres paradigmas de vida, tres deseos y muchas, muchas ideas ha sido lo más enriquecedor del proyecto. Dos periodistas y una comunicadora pensando la educación, base fundamental de las sociedades y la comunicación, el acto más natural de los seres humanos. La esencia, lo básico.

Comunicación y educación: Educomunicación,  un sistema humano que posibilita la conexión, el entendimiento, la construcción del mundo.

Somos naturalmente tres cosas: diversos, curiosos y creativos y por eso, desde los procesos de comunicación que nos pensamos, estos tres componentes convergen.  Queremos seguir conociendo, haciendo, aprendiendo, pensando y reflexionando. Hasta que nos sintamos listas para por fin saltar y dedicarnos completamente a este proyecto y encontrar en él nuestra bases para vivir, ojalá.

Los invito a visitar nuestro sitio web para conocer más sobre lo que hacemos, para leer nuestro blog y encontrar experiencias en #Educomunicación. También los invito a seguir nuestras redes, ver y compartir los contenidos que realizamos y sobretodo, este post es una invitación a comentar qué les parece, cómo lo ven y si tienen algún comentario hacerlo, ya que tenemos todos los sentidos dispuestos para escuchar y conocer.

Me encanta ser parte de este proyecto, y eso significa tener menos tiempo para Momentos que se  cruzan, las prioridades necesitan determinación y por eso el año pasado no pude escribir mucho en el blog. Ahora, luego de un año de experiencia, los tiempos se coordinan mejor y espero poder seguir aprendiendo de las letras y las experiencias aquí.

Deja aqui tu comentario