Te espero, 2016

Estar sentada en medio de tantas personas y sentirme sola es una sensación muy extraña. Me siento completamente desconocida, no sé quién soy, ni qué hago aquí. Me doy miedo.

IMG_20151231_220849333

Son las 11:20 p.m en Wellington. El parque está completamente lleno de personas, puedo jurar que la mayoría son extranjeros, hay un grupo de animadores haciendo mejor la espera… ya viene el 2016.

El 2015 me deja muchos aprendizajes: paciencia, perseverancia, humildad, disciplina, respeto y responsabilidad. Te vas, 2015, con mis mejores recuerdos: la soledad en Cuba, mi perdón por lo sucedió dos años antrás, mi respeto por las decisiones de mis padres, un amor profundo por el hombre con el que ahora comparto la vida, una carrera prácticamente terminada, Salvador y Guatemala junto a una buena amiga y los paisajes de New Zealand. No puedo pedirte más en estos 30 minutos que quedan. Gracias. Gracias por venir, gracias por vivirme, gracias por quedarte, gracias por existir en mí.

Por primera vez en mi vida voy a pasar un 31 de diciembre sola. Por que así lo decidí. Me separé del grupo porque no quería encerrarme en un bar, ni quería ir al hotel, ni perderme los juegos pirotécnicos.

Me separé porque quiero mirar al cielo y llorar de tanta euforia que siento, de tanto miedo a quedarme así siempre, de tanta adrenalina por estar lejos de casa recibiendo el año nuevo. Me separé porque hay cosas que sólo entiende uno, cosas que sólo siente uno, como esta necesidad de teclear estas letras para después mostrárselas a alguien o simplemente para recordar todo lo que sentí y lo importante que fue. Lo importante que es, porque siempre vivirá en mí.

Happy new year, 2016. Te espero con los brazos y la mente abierta, te espero con doce deseos por hacerse realidad, te espero con paciencia y humildad, te espero con mucho amor para el novio, mis amigos y mi familia. Te espero, 2016,  para vivirte, te espero para sentirte, te espero, te espero.

Ayer fue realmente duro estHappy new year 2016 ar en año nuevo (uno de mis días favoritos) solitaria en un parque de Wellington. No lo voy a negar, ni a ocultar: llegué a llorar de tristeza y soledad… pero después me conecté a este aparatico y encontré tantos mensajes, tantos cariñitos y tantas letricas que volví a llorar pero de tranquilidad, de saberme afortunada, acompañada y querida. De saberme aventurera y entender que es parte de la vida esto de sortear los cambios. ¡Feliz año nuevo a todos! ¡La aventura nos aguarda en el 2016!

One Comment:

  1. Muy bello…me conmovió mucho…Recibe un abrazo lleno de luz que te acompañe en tus aventuras…

Deja aqui tu comentario